Seleccionar página
HISTORIA DE LA RADIO EN CALI. EXPERIENCIAS Y MEMORIAS DE ALGUNOS LOCUTORES CALEÑOS (1930-1971)

LOS PRIMEROS APARATOS Y EMISIONES DE RADIO EN CALI


La formación y desarrollo de la radio en la ciudad de Cali hace parte de un proceso de larga duración que comienza en los años treinta. A causa de los pocos documentos y estudios sobre el tema, su historia está inscrita en la memoria de algunos individuos que hicieron parte de este trayecto. De esta manera, el propósito de este trabajo es la reconstrucción de la historia de la radio en Cali a partir de los relatos de algunos locutores que aportaron con elrecuerdo de sus vivencias, experiencias y conocimientos, la información central para la elaboración de esta investigación.Se realizaron once entrevistas en profundidad a ocho locutores relacionados con las emisiones radiales caleñas en diferentes periodos de tiempo. Se entrevistó a Joaquín Marino López Rubio, Guillermo García Jaramillo, Fernando Franco García, Judy Lizalda Echeverry, Samy Jalil Ríos, Olga Behar Leiser, Álvaro José López Toro y Carlos Omar Saldarriaga. Además se consultaron varios documentos para contextualizar el tema y se recopiló un amplio acervo fotográfico para contrastar de forma visual los diferentesmomentos de la radio en Cali.


LOS PRIMEROS APARATOS Y EMISIONES DE RADIO EN CALI


En el ámbito nacional, fueron varios los intentos de algunas comunidades por entrar en la onda de la radiodifusión. Sin embargo, sólo hasta el año de 1929, con el discurso de José de Jesús García, Ministro de Correos y Telégrafos, se inauguró oficialmente la primera emisora de Colombia, la HJN, llamada luegoRadiodifusora Nacional, ubicada en el Capitolio Nacional, en Bogotá.Para el año de 1930, eran muy pocas las familias colombianas que tenían una radio en casa debido a los altos costos, la dificultad de hallarlos en el mercado, el desconocimiento de su forma de uso, o sencillamente porque no había necesidad de tenerlo. No obstante, en la ciudad de Cali, los hermanos Jorge y Miguel Rivas, decidieron estudiar por correspondencia Radiotécnica, que en palabras simples consistía en “armar y desbaratar radios”.Según Guillermo García Jaramillo, fue tanta la curiosidad y pasión que los hermanos Rivas sintieron por lo que estaban aprendiendo, que rápidamente lograron entender el funcionamiento de la radio y decidieron adentrarse a un tema más complejo: la radiodifusión.

A partir de esto, se puede pensar que los Rivas, más que aprender y adquirir un saber mecánico y técnico, quisieron irmás allá, innovar, revolucionar el ámbito de la fabricación y el uso de las comunicaciones, algo que aún nadie en la ciudad de Cali se había atrevido a realizar. De experimento en experimento, ellos lograron saber cómo se armaba una fuente de poder, dónde se ubicaban los equipos, dónde iban los tubos y demás componentes que uno a uno harían posible una transmisión propia. Y fue así como en el solar de su casa ubicada en el barrio Obrero, en la carrera 10 entre calle 22 y 22ª, lograron construir una “pequeña emisorita de juguete” en laque los componentes claves eran: una vitrola, unas cornetas, unos micrófonos de carbón, unos transistores y una fuente de poder hecha por ellos mismos.Sin buscar algún reconocimiento o beneficio económico, los hermanos Rivas pusieron en práctica su conocimiento en radiotécnica, sintiéndose capaces de emitir señal desde su propia casa hacia el vecindario. Aunque al parecer, la gente que los veía perifonear un baile o una simple conversación, los tildaba de locos por estar hablando solos.Además, cuenta Guillermo García, que en el mismo barrio, en la calle 22ª entre carreras octava, novena y décima, vivía una figura del fútbol colombiano del momento: Luís Estupiñán.

Este hombre, apasionado no sólo por el deporte sino por la radio, había estudiado radiotécnica en escuelas internacionales y jugaba para el Boca Juniors de la ciudad de Cali, “lo que le daba cierto prestigio,prestancia y nombradía en el barrio”. Este personaje y los hermanos Rivas,empezaron a intercambiar conocimientos y a jugar con los implementos que cada uno poseía. Hasta que después de tantos intentos y experimentos, decidieron salir al aire con su pequeña emisora el 12 de octubre de 1930, a la que bautizaron con el nombre de La Voz del Valle.Si bien, para algunos autores la aparición de la primera emisora en la ciudad de Cali corresponde a otros momentos, García Jaramillo nos dice que “hay algunas fechas equivocadas en ese sentido, porque hay una tradición mas oral y escrita, pero la fecha es esta que yo le digo, 12 de octubre de 1930”.“En ese 12 de octubre se arma un bororó en el barrio Obrero, la gente decía “cómo se llama esa bulla que están haciendo esos muchachos?” “¿una emisora?” ¿Cómo así que están sacando sonido de aquí para la casa de al frente”. Definitivamente, todos los vecinos estaban sorprendidos con el invento.

La potencia de la emisora era solo de 30 metros a la redonda, y los únicos dos radios que habían en el barrio era el de los hermanos Rivas y el de Luís Estupiñán. En ese entonces, La Voz del Valle era más un pasatiempo que una emisora sería, en la que los hermanos Rivas, ponían a varios jóvenes a que contaran historias, a otros a cantar, también contaban sus experiencias de los partidos en las “canchas de Loncha” que quedaba a tres cuadras, o en cualquier otraactividad. Era todo un juego que hacían en sus ratos libres, al terminar de trabajar o de estudiar.La puesta en marcha de la emisora fue toda una novedad para Cali. La Voz del Valle, la primera emisora de la ciudad, que nacía en un barrio popular y de invasión como el Obrero, en donde las calles estaban sin pavimentar, fue todo un acontecimiento que hizo volcar la mirada y el interés de los caleños.Después de algunos años, los habitantes de la ciudad empezaron acomprender mejor la creación de los hermanos Rivas y la práctica de la radiodifusión, debido a la paulatina llegada de los aparatos radiales a Cali, que arribaban principalmente del puerto de Buenaventura o a través de las otras zonas portuarias del país

Categorías: Historia

administrador

Fecha de Publicación: agosto 18, 2021